El colegio trata de descubrir y potenciar en el alumno sus posibilidades físicas, intelectuales y afectivas; educar en la dimensión social: insertarlo en el mundo de forma responsable, buscando la coherencia de la  fe cristiana encarnada en la vida. Destacar los valores de tolerancia y respeto.

Enseñamos a ser libres, justos y solidarios. Nuestro centro ofrece a la sociedad un modelo de educación liberadora y humana, que forme en la triple dimensión personal, social y religiosa, fundamentada en los valores del Evangelio, integrando a niños procedentes de familias desfavorecidas o de minorías étnicas y culturales, en clara sintonía con el carisma de la Congregación de San Pedro ad Vincula: Protección, asistencia y formación cristiana de la juventud más necesitada de ayuda, cultura, comprensión y afecto.

 

PINCHA EN EL ESCUDO, PARA VER MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA CONGREGACIÓN DE SAN PEDRO AD VINCULA